Red de atención psicológica

Años atrás, una paciente que llevaba varios meses en análisis llega al consultorio angustiada. Apenas se recuesta en el diván comienza a relatar su decepción frente a una nueva ruptura amorosa, agregando a modo de sentencia: “Al final siempre tropiezo con la misma piedra”. Tras una breve pausa le pregunto: “¿Cuál será esa piedra?” Habernos tomado el tiempo para detenernos en este interrogante posibilitó que una frase dicha al pasar se constituyera en un hallazgo. De ahí en más, de lo general a lo particular, ya no se habló de “las piedras” sino de “la piedra”, la suya, la propia.
 
¿Por qué este ejemplo? ¿de qué da cuenta?
En principio, importa porque la repetición es uno de los conceptos fundamentales del psicoanálisis dado que forma parte de la estructura psíquica del sujeto y, por consiguiente, en un tratamiento el foco ineludiblemente debe recaer sobre ella. Pero lo que me interesa resaltar es que más allá de que la paciente enuncie un dicho popular, un lugar común, casi una obviedad, en el trabajo analítico éste cobra la dimensión de un enunciado singular. Desde el momento en que se la interroga, esa piedra ya no será cualquiera y el “tropiezo siempre” que habla de un “siempre fracaso” invita a una nueva pregunta: ¿Puede el encuentro con un analista ayudar en esta encrucijada? En respuesta diré que una vez develada “la piedra” la gran y comprometida apuesta será apuntar a su resolución. 
 
Viviana Ibrahim
 
 
italiano
obsba
orsja
red-sendas
redes-de-atencion

Boletin Red de Atención